ALGUNOS CONSEJOS PARA MANEJAR LA ANSIEDAD

Algunos consejos para manejar la ansiedad.

 

Aunque estos consejos no sustituyen la ayuda de un profesional, pueden servir para mantener a raya o prevenir el padecimiento de ansiedad. También nos pueden servir estos consejos para  controlar la ansiedad y  reducirla de manera significativa.

 

En primer lugar, hay que aprender qué es la ansiedad y por qué existe. Por norma general, la ansiedad es un mecanismo defensivo-adaptativo  que sirve para anticipar respuestas ante un posible peligro, ayudándote a actuar de acuerdo a la situación; en una situación inesperada te indica si debes adaptarte a ella, o bien huir o atacar.

La ansiedad, por tanto, en sí no es un problema, el problema se forma cuando se presenta de manera inesperada y, aunque no exista un peligro real, interpretamos la situación  como tal peligro o exageramos equivocadamente, y es ahí cuando se le llama trastorno de ansiedad.

Algunos síntomas de la ansiedad son: sensación de miedo o incertidumbre, sensación de intenso malestar, angustia y cansancio excesivo, etc. Otros síntomas fisiológicos son una sudoración excesiva, mareos, tensión, dolores musculares, latidos cardíacos fuertes, insomnio, respiración rápida, sequedad de boca, temblores, etc.

Hacer ejercicio de forma continuada, quererse a uno mismo y cuidarse, tiene un efecto duradero en la disminución significativa de la ansiedad, haciendo que ésta se reduzca cuando se presentan situaciones estresantes que la provocan. Incluso se piensa que el ejercicio debe ser recetado para combatir la depresión y la ansiedad, en lugar de ansiolíticos y otros medicamentos.

También puede ayudarnos a combatir y prevenir la ansiedad un cambio de actitud en nuestra forma de tomarnos la vida y un esfuerzo en reevaluar las situaciones. La vida no es un continuo examen ni un concurso para saber quien vale más o gana más, o tiene más cosas. No es una presentación o una puesta en escena en la que serás juzgado por tus colegas, tu familia. No es una entrevista de trabaja en la que te van a evaluar por lo que hagas, no hagas, digas o no digas, y así sucesivamente. Replanteamos lo que en realidad nos atemoriza e ir debatiendo punto por punto que parte de razón llevamos, ayuda manejar nuestros miedos y angustias.

www.psicologos-murcia.com