MINDFULNESS PARA EL TRATAMIENTO DE LA DEPRESIÓN

Se sabe que las ténicas de  Mindfulness son igualmente  efectivas que la terapia cognitivo conductual para tratar la depresión y la ansiedad.  Por tanto  el Mindfulness debe ser considerado como una alternativa a la psicoterapia tradicional y puede desbloquear la atención a estos pacientes en centros de atención primaria que no cuentan con recursos suficientes para ofrecer intervenciones terapéuticas individualizadas.

El entrenamiento en Mindfulness en pacientes con desordenes de ansiedad o depresión plantea múltiples beneficios ya que ofrece la posibilidad de:

– Atender con profundidad a los estímulos.

– El ejercicio de refocalización atencional.

– La detención profunda en el presente y en el momento instante a instante.

– El sesgo a experimentar el pensamiento solo como un evento mental y no como la realidad misma.

– El desarrollo de auto-consciencia.

– Promover estados de relajación.

– Optimización de los recursos de afrontamiento a estresores.

 

El mundo de la psicoterapia está en plena revolución; las terapias denominadas de tercera generación están demostrando una gran efectividad y el concepto de bienestar emocional gana terreno en todos los ámbitos de la vida. La especialización en psicoterapias integrativas empieza a ser requisito indispensable para la profesión.

Conceptos como integración mente-cuerpo, atención plena, estado de flow, liberación emocional… antes tan alejados de las consultas del psicólogo, ahora son una puerta hacia el bienestar. Tenemos la necesidad de actualizar el trabajo que hacemos en consulta y convertirnos en facilitadores de la psicología positiva o del bienestar emocional”.

Además, la formación de profesionales de la salud en mindfulness, atención plena o cualquier otra terapia contextual ha conseguido mejorar las habilidades del terapeuta aumentando la empatía y la capacidad de toma de perspectiva, ha mejorado las habilidades interpersonales de funcionamiento y gestión del estrés, y ha aumentado la auto-compasión, así como la reducción de estrés laboral entre otros beneficios.

Así, la psicoterapia del bienestar emocional no solo consigue mejoras significativas en el paciente sino que dota de nuevas herramientas al mismo terapeuta para ofrecer una intervención psicoterapéutica más efectiva.swamp-928907__480